Barra de vídeo

Loading...

INSCRIPCION IDIOMA RUSO 2016

Dias: Martes y Viernes
Horarios:
10:00 a 12:00
14:00 a 16:00
16:00 a 18:00
18:00 a 20:00


comunicarse
TEL 0223 480 4784
casarusiamdp@gmail.com

26/4/09

LA II GUERRA MUNDIAL

Inicio de la Gran Guerra Patria
* Acompañan este artículo los mas memorables afiches que se realizaron desde 1941 al 1945. Puede ver mas aqui

La Gran Guerra Patria, nombre con que se conoce en Rusia la campaña bélica de 1941-1945 contra la invasión alemana, llegó a ser la mayor confrontación armada en la historia de la humanidad. En una impresionante línea de frente que se extendía desde el Mar de Barents en el Norte hasta el Mar Negro en el Sur, peleaban desde ambos lados entre 8 y 12 millones de personas en diversos períodos, de 5.000 a 20.000 carros de combate y sistemas de artillería autopropulsados, de 150.000 a 320.000 cañones y morteros, y de 7.000 a 19.000 aviones. Ninguna otra guerra había alcanzado tamaña envergadura o concentración de materiales bélicos. Una vez lograda la victoria en la operación de 1940 contra Francia, la cúpula política de la Alemania nazi tomó la decisión de iniciar los preparativos para una guerra contra la Unión Soviética.

Mediante una orden firmada por Hitler el 21 de julio de 1940, esa tarea se encomendaba al Estado Mayor del Ejército de Tierra (OKH). Entre julio y diciembre de 1940 se confeccionaron diversas versiones del ataque que más tarde recibiría el nombre de la Operación Barbarroja hasta que finalmente, el 5 de diciembre de 1940, se aceptó como variante definitiva el Plan OTTO elaborado por el coronel general Halder, jefe del Estado Mayor OKH. El 18 de diciembre de 1940, el Estado Mayor de la Wehrmacht (OKW) presentó a Hitler para la firma la directriz No.21 que exponía la idea básica y el plan estratégico del futuro ataque contra la URSS. El objetivo estratégico del plan consistía en "destruir a la Rusia Soviética antes de que la guerra con Inglaterra haya terminado". Se pretendía fragmentar a las principales tropas del Ejército Rojo que estaban localizadas en la parte oeste de Rusia, mediante fuertes ataques rápidos y en la profundidad realizados por grupos móviles al norte y al sur de los pantanos de Pripiat, y aprovechar ese avance para destruir a las fuerzas ya fragmentadas del enemigo. El plan tenía previsto liquidar la mayoría de las tropas soviéticas al oeste de los ríos Dniéper y Dviná del Oeste, impidiendo que se replegaran hacia el interior del país. Más tarde se pensaba ocupar Moscú, Leningrado y la cuenca hullera del Donbass para posicionarse en la línea Arjánguelsk-Volga-Astrakán. Se hacía especial hincapié en la toma de Moscú.

Las tropas alemanas desplegadas en la frontera con la Unión Soviética superaban las de la primera línea de defensa estratégica rusa 1,9 veces en efectivos, 1,5 veces en carros de combate pesados y medianos, 3,2 veces en aviones de guerra modernos, y 1,2 veces en términos medios globales.

En la madrugada del 22 de junio de 1941 Alemania procedió a la implementación del Plan Barbarroja iniciando bombardeos aéreos de la URSS paralelamente a una ofensiva en tierra.

Numerosas ciudades soviéticas - entre ellas, Libava, Riga, Kaunas, Minsk, Smolensk, Kíev, Zhitómir, Sevastópol y otras - fueron sometidas a un ataque masivo desde el aire. La aviación enemiga estaba operando a lo largo de la frontera oeste de la URSS, desde el Golfo de Finlandia hasta el Mar Negro. El Ejército y la población rusas no estaban preparadas para el ataque. Los nuevos modelos de armas modernas desarrolladas en vísperas de la guerra tenían aún poca difusión. El fracaso del Ejército Rojo en 1941 estaba acondicionado también por los errores que se habían cometido a la hora de evaluar la situación estratégica militar y definir los planes del despliegue operativo y estratégico de las tropas soviéticas, el cual no se había completado cuando se desencadenó la guerra. Otra causa sustancial de los fallos era una situación extremadamente complicada en materia de los mandos militares, diezmados durante las represalias injustificadas antes de la guerra.

El 23 de junio de 1941, la URSS decretó la movilización de los ciudadanos sujetos al servicio en 14 de los 17 distritos militares del país. Debido al vertiginoso avance del adversario, la movilización de las unidades de cobertura en la totalidad de las regiones fronterizas se vio prácticamente abortada, de modo que las tropas soviéticas se encontraron en una situación de "capacidad relativa" faltándoles hasta un 40-60% de los efectivos.

Stalin estaba desconcertado y no dirigió un solo mensaje al pueblo hasta el 3 de julio. Ya en la primera jornada de la guerra, la URSS perdió 1.200 aviones, de los cuales 800 quedaron destruidos directamente en los aeródromos.

En las primeras tres semanas del conflicto fueron completamente liquidadas 28 divisiones soviéticas y otras 72 se vieron reducidas más que a la mitad. Las tropas alemanas se adentraron 300-600 Km en el interior de la URSS conquistando Letonia, Lituania, Bielorrusia, las zonas occidentales de Ucrania y la práctica totalidad de Moldavia.

La fecha del 22 de junio, cuando se inició la Gran Guerra Patria, es proclamada Día de Conmemoración y Luto en Rusia mediante un Decreto presidencial del 8 de junio de 1996. "Nos acordamos en esta fecha de todos los caídos, de aquellos que perecieron bajo las torturas y la opresión nazi y aquellos que murieron en la retaguardia a causa del hambre y las privaciones, - consta en este documento. Recordamos con gran dolor a cuantos sacrificaron la vida para cumplir con su deber de defensa de la Patria".

Cada 22 de junio las banderas nacionales permanecen a media asta en Rusia y se suspenden todos los programas y actividades de ocio.

La defensa de la Fortaleza de Brest

Una de las páginas memorables en la historia de la Gran Guerra Patria es la defensa heroica de la Fortaleza de Brest, que fue la primera en recibir al enemigo. Hitler pensaba tomar ese baluarte en la madrugada del domingo del 22 de junio de 1941. Las unidades de élite de la 45ª división alemana de infantería, a las cuales se encomendó esta tarea, contaban con el apoyo de los artilleros, tanques y aviones.

Aunque la guarnición de la fortaleza se vio separada de las principales fuerzas del Ejército Rojo como resultado de un ataque sorpresa, los nazis se encontraron allí con una resistencia encarnizada. Había un total de 3.500 personas defendiendo la fortaleza: grupos de la 6ª y la 42ª divisiones de infantería, el 17º destacamento de guardafronteras y el 132º batallón del NKVD, que es como se llamaba en aquella época el departamento del Interior. A pesar de la escasez de municiones, alimentos, agua y medicinas, la guarnición consiguió frenar el empuje del enemigo pero finalmente los alemanes tomaron bajo control la mayor parte de la fortaleza. Pequeños grupos de combatientes rusos siguieron peleando y defendieron con tesón y abnegación cada instalación o paso subterráneo. Sufriendo bajas enormes, los defensores de la fortaleza lograron inmovilizar toda una división alemana durante cuatro semanas.

Continuaron peleando incluso cuando los tanques alemanes ya entraban en Minsk y declinaron las propuestas de capitulación cuando la línea del frente se había trasladado al río Beresina. Un mes más tarde, cuando las tropas nazis se estaban acercando a Smolensk, los defensores sobrevivientes aún mantenían su resistencia sin precedentes en la fortaleza. Y mientras tenían fuerzas, no se limitaban a la defensa sino que también realizaban contraataques.

La mayoría de los defensores de la fortaleza cayeron en aquellos combates. Sólo unos cuantos grupos pequeños pudieron escapar del cerco enemigo y moverse hacia la línea del frente. Muchos, ya heridos, fueron capturados por los alemanes. Algunos lograron fugarse de la prisión. La última inscripción grabada en el ladrillo fundido de una de las celdas de la fortaleza lleva la fecha del 20 de julio de 1941 y es, probablemente, el autógrafo más famoso del siglo pasado: "¡Me muero pero no me rindo! ¡Adiós, Patria!".

La fortaleza de Brest fue liberada tres años más tarde, el 28 de junio de 1944. La hazaña de sus defensores, al igual que miles de otras realizadas durante la Gran Guerra Patria, era un claro testimonio de la cohesión espiritual y la solidez moral de la gente, de su fe en una causa justa. La fortaleza de Brest se convirtió en un símbolo de la resistencia inquebrantable y el coraje de los combatientes soviéticos. Muchos defensores de Brest fueron condecorados, a título póstumo, con diversas órdenes y medallas.

Mediante el Decreto del Presídium del Soviet Supremo de la URSS, el baluarte de Brest recibió el 8 de mayo de 1965 la Medalla de Oro y el título honorífico de "Fortaleza Héroe".

En 1971 se inauguró en Brest un impresionante complejo conmemorativo, obra del famoso artista soviético A.Kibalnikov. Dos esculturas enormes, "La Valentía" y "La Sed", el Panteón de la Gloria, la Plaza de Ceremonias, las ruinas conservadas de la antigua fortaleza y los cuarteles reconstruidos, junto con el puesto fronterizo que se mantiene operativo hasta hoy, integran un complejo singular que ocupa 70 hectáreas en un paisaje natural único entre el Bug del Oeste y el Mujovets. Miles de turistas procedentes del mundo entero vienen cada año a la fortaleza de Brest para rendir homenaje a la memoria de sus defensores heroicos.

No hay comentarios:

FAN CLUB DE NUESTRO BLOG